martes, 10 de mayo de 2011

Desempleo y el nuevo paradigna de la productividad

Estimado Lector,

¿Por qué la productividad será el nuevo paradigma de la economía mundial? ¿Generará tasas descomunales de desempleo una economía altamente productiva?

La escasez de recursos naturales y la incorporación al consumo y la alta esperanza de vida de miles de millones de personas en el mundo, hace necesario que seamos capaces de producir más con menos recursos y que además lo hagamos de forma sostenible en el tiempo.

Hace poco mostré, con toda la prudencia que debo tener al hablar de algo que no es mi especialidad, mi desacuerdo con el señor Niño Becerra, respecto a la relación a nivel global en la economía entre productividad y desempleo, según Niño Becerra nos dirigimos hacia un mundo más productivo y por tanto con elevadísimas tasas de desempleo. Hasta la fecha no he encontado un estudio de teoría económica, o econométrico que relacione productividad y desempleo, en el sentido que lo hace el señor Niño Becerra.
Aunque un analisis superficial, pudiese llevar al razonamiento que el incremento de productividad me permite hacer "más con menos", más producción con menos personas y eso genera desempleo, para mi este razonamiento es como decir que el sol gira alrededor de la tierra porque lo veo salir y ponerse todos los días, no es científico y no es lógico.

1.- Si produzco más con menos, más cosas con menos gente, hay más beneficio, que puede ir a mayores salarios, a mayor dividendo para el empresario o mayores inversiones.  Además como bien ha completado un lector en un comentario, pueden obtenerse mayor productividad de un mayor valora añadido y no sólo de un menor uso de recursos.

2.- Para el primer caso, hemos liberado recursos financieros y humanos para producir y servir, por tanto se ha incrementado la frontera de posibilidades de producción, de forma similar a como se produciría con la especialización en el comercio internacional (teoría ventaja comparativa). Nuevos productos, que no existían serán producidos y nuevos servicios serán creados y pagados con la mayor renta disponible de estos trabajadores más productivos y empresarios más enriquecidos.

3.- Si observamos los paises del mundo, parece que los más productivos son precisamente los que tienen menores tasas de desempleo, y que los menos producitvios son los que tienen mayores tasas de desempleo, vease el caso de Alemania como ejemplo de país altamente productivo y España. ¿Esta evidencia no contradice la tesis del señor Niño Becerra?

4.- Pero no veamos sólo la realidad actual, miremos a la historia, como ejemplo Inglaterra, si los incrementos de productividad generan desempleo a nivel global de la economía, ¿Como se explica que un país como Inglaterra, haya incrementado su productividad sin parar desde el siglo XIX, haya incorporado a la mujer al mercado laboral, haya incrementado incesantemente su población y sin embargo la tasa de paro esté en unos niveles bastante razonables? 

Los hechos no cuadran con las afirmaciones reiteradas por el señor Niño Becerra, y por tanto salvo que se matice o complete por mi parte la considero erronea. Que conste que al no tener un estudio econométrico en la mano, tengo la prudencia de reconocer que puedo estar equivocado, nada puede sustituir al método cientifico, pero mi lógica es la que expongo en este artículo.

Matices a lo comentado

Habría que matizar que si bien a nivel de toda la economía es posible producir más y por tanto no tendría porque afectar al empleo, lo cierto es que si una empresa concreta aumenta su productividad, podría darse el caso que redujese el número de empleados contratados, y hay que decir que si bien a nivel glogal de la economía del país podría mantenerse el nivel de empleo, existen rigideces naturales a la movilidad geográfica y entre sectores productivos del factor trabajo. Es decir, que si un señor que dejo los estudios con 16 años, es despedido de su trabajo con 49 años, y resulta que los nuevos empleos están en una actividad que requiere adquirir conocimientos técnicos elevados y a mil kilomtros de donde este señor tiene su casa y su familia, resulta evidente que tenemos un problema, no porque no exista empleo, sino por la rigidez de movilidad geografica y sectorial.

Pero esto no puede ser motivo, en mi opinión para relacionar sin más en toda la economía productividad y desempleo, de forma directa.

Lo que si debería llevar a concluir esta matización es que a pensar que genere un mercado de trabajo dual, donde el trabajador con antigüedad está más protejido que el nuevo, las indemnizaciones por despido no son algo tan negativo como nos lo pintan y que deberían ser conservadas, puesto que los nuevos trabajadores tienen más capacidad de adaptación a otros sectores y más movilidad que los más mayores, aunque evidentemente reduzca la "flexibilidad laboral", con el problema que en un entorno como el actual eso provoca. Sin embargo el problema actual creo que viene de haber ligado en el pasado salarios a inflación, sin tener en cuenta la productividad. En mi opinión las reformas laborales deberína atacar el autentico problema que es la relación entre salario y productividad siendo por tanto el autentico problema la vinculación de los salarios a la inflación.

Recibe un cordial saludo.
Ignacio Aguilar.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

De todas formas, la productividad no es sólo producir más con menos "personas", sino más bien producir bienes y servicios con alto valor añadido. Alemania es productiva porque produce bienes de alto valor añadido, porque es tecnologicamente avanzada, entre otras razones. Un Mercedes se vende caro, y un Porsche también: son bienes con alto valor añadido, más que un Seat, por ejemplo. Pero quizá requieran el mismo volumen de mano de obra y poco más de materiales...

Ignacio Aguilar dijo...

Gracias por tu comentario, efectivamente si con los mismos recursos se produce algo de más valor, también aumenta la producitividad.

En cualquier caso, es un argumento más que refuerza la idea de que más produtividad no tiene porque implicar más desempleo, al menos a nivel global de la economía, que es el argumento fundamental del artículo.

Me alegra, en cualquier caso que los lectores aporten y completen el artículo, ya que como comento, aunque estudie Economía no es la especialidad que he ejercido.

Aprovecho para incluir un link a un artículo del profesor Alfonso A. Rojo Ramírez, concretamente se plantea cual es el indicador más apropiado para medir la productividad en la empresa:

http://aarojoramirez.blogspot.com/2011/05/productividad-y-salarios.html

Recibe un cordial saludo.

Publicar un comentario