viernes, 13 de julio de 2012

Economía del miedo



Hoy mientras acababa de leer un artículo sobre los planes de expansión de Tuenti  a nivel mundial, me ha apetecido escribirte sobre economía, pero no para explicar por enésima vez la crisis, para eso ya hay otras tertulias y foros que parecen tener muy clara la respuesta.

Quería hacer un artículo, sobre la cantidad de talento que se pierde en una maraña de falta de cultura empresarial, miedo al fracaso o más bien estigmatización del fracaso, prejuicios heredados de nuestros padres y trabajos-escondites, más o menos seguros o más o menos aceptables…

La crisis como hemos comentado alguna vez es cambio, la crisis nos motiva a sacar lo mejor de nosotros mismos para superar situaciones difíciles.  A veces tengo la sensación de que valoramos más las circunstancias generales de la economía (que son adversas) y lo que hace el estado que nuestra propia iniciativa, ni el estado montó Tuenti, ni el estado montó Inditex, ni el estado ni los políticos pueden saber hoy las soluciones que individualmente o en colaboración seremos capaces desarrollar en el futuro.

Hace poco estuve charlando con un compañero del colegio, me contaba su experiencia emprendedora, este chaval ha sido capaz de desarrollar una compañía multinacional de desarrollo de aplicaciones para móviles con más de 9 trabajadores en plantilla oficinas en varios países y lo mejor de todo, crece. Tiene la oficina central encima de una churrería en San Fernando, una prueba más de que lo importante es el talento.

Somos capaces de mucho más de lo que creemos, las soluciones son desconocidas por todos, porque todavía no las hemos desarrollado, ni el estado, ni la coyuntura económica ni los prejuicios de los demás son los que  determinan donde podemos llegar, o de que somos capaces. Nosotros somos los que gobernamos nuestro futuro, aquí o donde sea necesario, somos capaces de aprender cosas nuevas, de apasionarnos y de hacer de nuestros sueños la realidad en la que queremos vivir.

Recibe un cordial saludo.
Ignacio Aguilar.

0 comentarios:

Publicar un comentario