viernes, 12 de octubre de 2012

Conferencia Leopoldo Abadía en Cádiz

Estimado Lector,

He tenido el honor de ser invitado a las Conferencias sobre Ingeniería Emocional celebradas en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Cádiz, dentro de este ciclo de conferencias, se encontraba la del ingeniero industrial y ex-profesor del IESE, D. Leopoldo Abadía, al que probablemente conozcas por su teoría de la "Crisis Ninja", actualmente dedicado a escribir libros que tratan de acercar la economía a todo el mundo, divulgador, persona sensata y afable, he de reconocer que he disfrutado mucho de la conferencia.

¿Cuando se acabará la crisis?

Básicamente D. Leopoldo defiende que nadie sabe el alcance real del problema así que difícilmente podrán darnos la fecha de salida. La única respuesta científica según el profesor es que la crisis se acabará cuando Dios quiera y que de momento parece que no quiere...

¿Los países y las familias?

Bueno, pues el resumen del resumen es que si gastamos 91.000 millones de euros más de lo que ingresamos como país, pues habrá que tratar de conseguir más ingresos (subidas de impuestos), vender cosas (privatizaciones) y aplazar pagos (ampliar la edad de jubilación) y suponemos que en algún momento reducir gastos. Ya lo sabemos y no hay que asustarse según el profesor.

¿Estamos intervenidos?

No hay ningún peligro de que España sea intervenida, porque estamos intervenidos desde el 12 de mayo de 2010.

¿Nos vamos a hundir?

No, vamos a salir de esta, la cosa está muy mal pero vamos a salir.

¿Qué tiene que hacer la gente sensata?

1.- Tener criterio, no podemos fiarnos de lo que dice el primero que sale en televisión o en prensa.

2.- Ser optimistas, lo que no quiere decir que no estemos en una situación complicada, sino en luchar con uñas y dientes por salir de una situación concreta.

3.- El sensato no debe distraerse, cada uno a hacer muy bien lo que le toque ese día, en su profesión, en lo que sea su obligación.

4.- En las relaciones con las entidades financieras no comprar lo que no entendamos, un consejo que parece evidente, pero más necesario que nunca.

5.- Lo menos importante de esta crisis es lo económico, lo más importante es la crisis de la decencia, una palabra en desuso pero que se entiende muy bien.

Tenemos que convertir esta crisis larga, larga, larga y dura, dura, dura, en apasionante, apasionante, apasionante, y eso se consigue según el profesor, buscando ser más innovador, trabajando más y si no se puede trabajar más, trabajando aun mejor.

Como ves, cosas normales y sensatas pero contadas con mucha gracia, el público, entre el que estaba un servidor nos reímos y pasamos una hora muy agradable, donde además recibimos una idea clara de donde estamos y hacia donde vamos en esta crisis, con consejos sencillos pero llenos de sentido común.

Recibe un cordial saludo.
Ignacio Aguilar.

0 comentarios:

Publicar un comentario